Algunas ideas para hacer crecer un restaurante pequeño

Lo “pequeño” no tiene por qué ser malo. La creatividad de los emprendedores consiste en encontrar ventajas incluso en donde otros no se atreven a explorarlas. Un presupuesto reducido o un local poco llamativo pueden ser comienzos firmes si tienes clara una visión a largo plazo. Esto no solamente hará más fácil tu planeación si te encuentras en un momento inicial de tu negocio, sino que también puede aprovecharse en restaurantes pequeños con más tiempo en el negocio. 

¿Es pequeño en cuanto a metros cuadrados o en cuanto a número de mesas? ¿Qué acciones podríamos emprender para aprovechar mejor los recursos disponibles? Esa es precisamente la magia y la ciencia de cómo hacer un gran restaurante pequeño, puesto que se involucran elementos cualitativos y cuantitativos. 

Lo pequeño se puede definir de muchas maneras. Si no ves crecer tu negocio, o simplemente no tienes sitio para ampliar tus horizontes, te proponemos algunas  áreas de suma importancia en la operación de un negocio o restaurante pequeño en las que los pequeños cambios pueden rendir enormes beneficios.

Estrategia social más allá de lo digital

Además del espacio físico, en nuestros días es igual de importante mantener una presencia visible en el espacio virtual. Muchos restaurantes o cafeterías de barrio han puesto de moda imprimir calcomanías con un código escaneable QR, el cual permite al usuario descargar el menú o pedir a domicilio. 

Por otra parte, una estrategia social que no tome en cuenta el contexto físico o la ubicación del negocio, será solamente una estrategia parcial. Si tu restaurante es pequeño, supongamos, por el número de mesas, para elevar tu consumo promedio necesitas aumentar el tiempo de permanencia. Sin embargo, las restricciones sanitarias en muchos países limitan el tiempo que los comensales pueden pasar en un espacio cerrado. 

Diseñar una estrategia social mixta puede ayudar a negocios de cualquier tamaño a sortear los imprevistos que ha traído la pandemia del Covid-19, pero también permitirles proyectar su crecimiento hacia zonas que no habían considerado antes. Además, ser pequeño no tiene por qué ser algo malo. Existen muchos foros y sitios interesados en cubrir las historias y experiencias de los pequeños negocios que ofrecen una experiencia más que un producto, lo cual puede ser especialmente interesante para los turistas de paso por tu ciudad.

La tecnología está ahí para ayudarte

Supongamos que quieres ampliar tu negocio y expandirte para instalar hornos y maquinaria de panadería. Es posible que tu idea de “expansión” consista en comprar maquinaria para reducir costos e intermediarios; pero si tu idea de expansión se inclina más hacia la satisfacción del cliente y la calidad de los productos que ofreces, podrías simplemente buscar un proveedor nuevo y más acorde a tus necesidades.

La compra de equipo especializado, la apertura de una nueva sucursal o franquicia, e incluso la implementación de ciertas estrategias digitales, involucra un importante gasto en tecnología que puede darte la sensación de que estás invirtiendo en el futuro de tu negocio. Pero a menos que seas capaz de determinar cuál es tu propio objetivo de crecimiento, estarás a expensas de la nueva tecnología.

Cuando pienses en invertir en tecnología, considera soluciones a largo plazo que puedan resolver problemas concretos y frecuentes en tu negocio, en cualquiera de sus etapas de crecimiento. Una forma de ahorrar mucho dinero y mejorar tu operación es automatizar procesos frecuentes, como las líneas de proveedores y el manejo de inventario. El personal que realiza estas vitales funciones puede beneficiarse mucho de los planes y equipos de Poster, un software especializado para resolver diversas tareas de la operación cotidiana de cualquier negocio.

Intervención del flujo cotidiano de la zona

Existen muchas formas de interrumpir el flujo cotidiano de una zona de la ciudad, aunque naturalmente no todas son deseables. Una manera de ser notado por tus vecinos y gente que pase por tu local es intervenir el flujo cotidiano, el cual está compuesto por distintos estímulos, visuales, sonoros e incluso aromáticos. Una manera frecuente de intervenir ese flujo es colocar pizarras llamativas en las aceras o banquetas, e incluso contratar animadores para invitar a la gente durante la inauguración.

Otra forma de intervenir el flujo cotidiano es crear una atmósfera que contraste fuertemente con el ritmo de la calle. Por ejemplo, si tu pequeño restaurante está ubicado en una calle muy concurrida, ofrece un espacio de silencio y relajación; por otro lado, si operas en una calle tranquila, procura que al entrar a tu espacio los clientes sientan un cambio de atmósfera. Puedes lograr esto mediante el uso inteligente de elementos decorativos y estéticos. El mobiliario, la luz, los aromas, la música y el decorado de cada mesa pueden sentar un ambiente acogedor y tranquilo.

Disposición y decoración de un restaurante pequeño

Puede que el encanto de los pequeños negocios resida en la manera en que resuelven sus respectivas limitaciones. Para empezar, necesitas determinar con exactitud cuánto espacio tienes disponible, y consultar con un arquitecto sobre la funcionalidad de los muros y equipamiento de servicios. Una vez hecho esto, contrasta tu superficie disponible con el flujo esperado de tu operación; comienza por hacer un estimado del movimiento en el comedor y realiza los ajustes necesarios. Jamás sacrifiques calidad.

La elección del mobiliario puede cumplir diversos roles. Existen mobiliarios que te permiten maximizar la superficie disponible al juntar o separar varias series de mesas. Toma en consideración los límites de aforo vigentes en la jurisdicción donde operes. En cuanto a la decoración, muchos sitios pequeños tienen la tentación de recargar los elementos decorativos para llamar mucho la atención. Esto no siempre sale como se espera. La decoración sencilla de estilo minimalista y funcionalista no hará que tu local “se vea vacío”, sino que puede ayudarte a pensar que el mobiliario puede cumplir a la vez una función estética y práctica.

A la par de lo anterior, un truco frecuente para dar la ilusión de más luz y espacio en los restaurantes pequeños es la implementación de espejos. Según cómo se aplique, el resultado puede ser espectacular o redundante. Los espejos son un elemento decorativo tan socorrido que incluso se los puede encontrar en otro tipo de negocios pequeños, como salones de belleza o barberías, donde cumplen un rol funcional. Además de los espejos, considera la iluminación en su conjunto, así como durante las diferentes horas del día en que el local esté abierto. 

El uso de al menos tres colores de pintura puede darle ritmo y amplitud a tu espacio. La proporción más usual es utilizar un color 60% dominante, un segundo 30% secundario y un 10% focal, que será el color más brillante o llamativo. Contar con la asesoría de expertos en decoración y arquitectura puede ahorrarte costosas remodelaciones.


Samuel Nóvoa
Especialista en Marketing de Contenidos para Poster, centrado en crear contenido relevante para el sector gastrónomico, ayudando a negocios de toda escala a mejorar sus estrategias de fidelización y a desarrollar su imagen de marca.

Lea también

Ejemplos de organigramas para tu restaurante

14 Febrero 2020 Lectura de 6 minutos

Tu guía de capacitación para meseros

25 Septiembre 2019 Lectura de 7 minutos

Cómo hacer el diagrama de flujo de tu restaurante

24 Agosto 2020 Lectura de 2 minutos

Cómo hacer un plan de negocios para tu restaurante

3 Diciembre 2019 Lectura de 6 minutos

Prueba Poster gratis
Únete a 50 000 negocios que ya probaron Poster, crea tu cuenta ahora mismo. Los primeros 15 días son gratis.

Iniciar sesión en Poster

¿Olvidó su subdominio en Poster?