Cómo atraer clientes a tu restaurante

31 MarzoLectura de 4 minutos340 visitas
Juan Antonio García
Redactor especializado en contenidos sobre negocios, marketing digital, tecnología y tendencias de la industria gastronómica para Poster.

Con la paulatina reapertura de los locales comerciales después de una larga cuarentena, tanto comensales como administradores nos encontramos con una nueva realidad. Nuevas medidas sanitarias, nuevos controles a ambos lados del mostrador, y nuevos clientes deseosos de recibir experiencias intensas, más que productos alimenticios.

Lo que atrae a un cliente a un restaurante no es el hambre, como fácilmente podría pensarse, sino muchas diferentes razones como gustos existen entre comensales. Algunos se sienten atraídos por el buen servicio y los precios accesibles, mientras otros están dispuestos a pagar un poco más por un lugar más tranquilo (o más ruidoso), por un lugar para hacer trabajo remoto, o simplemente para agasajarse a sí mismos. Sea cual sea la razón que atrae a ese cliente en particular a tu restaurante, tu gestión consiste en satisfacerla.

Desde la fama de tu platillo estrella hasta una buena campaña de redes sociales, aquí te proponemos algunas herramientas para atraer más clientes a tu restaurante:

Ten a mano un mapa y un calendario

Observa los alrededores de tu local: fíjate en la hora de más trayecto, en los centros de trabajo de los alrededores, o simplemente en los ritmos de vida de las personas que trabajan, viven o pasan por ahí. Una gran cantidad de ideas aplicables inmediatamente pueden surgir de la simple observación de los flujos de población. 

Por ejemplo, si tu local está ubicado cerca de una zona de oficinas, puedes ofrecer promociones a los empleados a través de ciertos convenios, o incluso hacerte de clientes regulares si ofreces un servicio de catering. 

Las efemérides o feriados de tu zona también son un buen indicador de los hábitos de consumo a un nivel microeconómico que, sin embargo, puede redirigir y aprovechar mejor tu presupuesto de marketing. Si viene un fin de semana largo o alguna fecha importante en el calendario, así como un partido de algún deporte popular, súbete a la ola de las redes sociales y trata de hacer algo que nadie más pueda.


Tenemos que hablar de las redes sociales

No es ningún secreto que hoy en día todo ocurre en redes sociales. Abrir un local de comida implica abrir las respectivas cuentas de Twitter, Facebook, Instagram y comenzar a alimentar una base de seguidores. Por fortuna, existen profesionales que pueden ayudarte a crecer tu marca a través de este método, pero también existen muchos embaucadores.

Lo más sencillo y efectivo en cuanto a costos se reduce a la calidad del equipo disponible. Trata de tomar las mejores fotografías de tus productos (y si es posible, pídele a un profesional que lo haga) y corre a presumirlos. Pero tener un sitio web digno, un menú disponible en línea y redes sociales activas es solamente la puesta a tono de una estrategia digital comprensiva.

Una vez que cuentes con una constante participación en línea, tus interacciones con la audiencia te abrirán un sinfín de posibilidades para atraer más clientes a tu negocio. Puedes comenzar un programa de lealtad, lanzar productos o promociones exclusivas para tus seguidores, seguir una cartelera si tu local ofrece música en vivo o algún evento cultural, o simplemente conocer las percepciones y gustos de tu audiencia en tiempo real. A la gente le encanta echar un vistazo a lo que ocurre en la cocina.

Toma en cuenta que una estrategia digital es solamente una de las partes de un plan integral de marketing. El volanteo o las promociones por días funcionan si las utilizas en zonas y momentos determinados, pero invitar a cenar a una celebridad o influencer puede ser mucho más barata y efectiva que la publicidad impresa.

Una sala de espera personalizada

Con el auge de la comida entregada a través de aplicaciones, el reto de los locales físicos es más grande que nunca. A menudo puede parecer confuso operar en una industria de la hospitalidad donde los meseros visten como si fueran a un quirófano. Sin embargo, es precisamente por eso que tus comensales deben sentirse extraordinariamente bienvenidos y cómodos durante su visita.

Un objetivo general de ventas es hacer que cada comensal tenga el mayor consumo por tiquet, ¿correcto? Bueno, pues piensa bien la próxima vez que quieras echar a la joven ejecutiva que se sienta durante horas a trabajar con un par de tazas de café, pues probablemente es una cliente regular con un consumo por tiquet mínimo, pero constante. 

Las mesas grandes y sus grandes propinas siempre son eventos bienvenidos, pero no dejes que tu vendedor interno olvide que un restaurante o cafetería también es un espacio a donde la gente va a pensar, a estar consigo misma o simplemente a no hacer nada. Un servicio esmerado muchas veces consiste en aproximarse justo lo suficiente y no entablar conversaciones.


Invierte en tu personal

Muchas veces no es el dueño del negocio quien se encarga de la gestión, sino su capitán de meseros, el personal de cocina y los empleados. Todos ellos son el rostro de tu local, por lo que deben ser tan importantes para ti como cualquier otro cliente. Además de ofrecerle a tu personal un salario competitivo y las prestaciones de ley del lugar de operación (lo que disminuirá en alguna medida la rotación de personal), es necesario que sepas exactamente lo que esperas de ellos.

En la industria gastronómica se habla a menudo de ofrecer un “buen servicio”, pero se trata de una abstracción hasta el momento en que un mesero, en algún lugar del mundo, prepara una mesa para un comensal determinado. Por ejemplo, tal vez para ti recibir un “buen servicio” signifique recibir descuentos en tu cumpleaños, pero para alguien más puede significar conocer al chef o recibir un pequeño platillo de cortesía al final de su estancia. 

La única manera de saberlo es pensar por adelantado en cuál es la experiencia que quieres que tus clientes reciban. Esa experiencia, después de todo, será la que contarán a sus amigos y sobre la que publicarán en redes sociales. Después necesitas traducir esa experiencia de manera que todo tu personal pueda sentirse comprometida a ofrecerla. En algunos casos eso puede significar pagar mejores salarios para que tu personal no tenga que conseguir un segundo trabajo y te ofrezca mayor flexibilidad; en otros casos, puede tratarse de una capacitación para tus cocineros, o incluso una inversión estratégica en software para facilitar el trabajo de todos.

Iniciar sesión en Poster

¿Olvidó su subdominio en Poster?