Cómo tomar fotografías de tus platillos

Habrás oído un montón de veces que una imagen vale más que mil palabras, y este dicho nunca ha sido más certero que en la temática de la fotografía de comida. Da igual cómo describas tus platillos, si no tienes una foto apetitosa que mostrarle a tus clientes, ya sea en el app de delivery o en tus redes sociales, ese cliente se habrá ido a comer al restaurante de uno de tus competidores. 

Es por esto que debes empezar a tomar fotos de tus platillos, y no, no vale usar fotos que encuentres en la red. Sigue los pasos que te recomendamos en esta guía, y tendrás todo lo que necesitas para que a tus clientes se les haga la boca agua nada más ver tus platillos.

Usa una estética simple

Una de las reglas principales de la fotografía culinaria es el minimalismo. Toma fotos con tu comida en primer plano, sin ninguna distracción, para que tus clientes se puedan centrar en lo que de verdad importa: tus platillos. 

Usa un fondo adecuado

Elige un fondo simple y monocromático o una mesa de un solo color sin diseños llamativos para que tus comensales puedan identificar tu comida de manera inmediata. Si quieres usar distintos colores, procura usar colores que complementen aquellos de tu comida.

Del mismo modo, los fondos planos son mejores para no distraer de la comida. Un fondo neutro no tiene por qué ser completamente liso, pero no debe distraer del tema principal, tu platillo.

Puedes optar por usar un mantel o una mesa de madera si quieres una estética más tradicional, y si quieres crear una estética más formal, te recomendamos que uses un fondo gris, blanco, o colores pastel.


Asegúrate de que tus platillos están limpios

Puede que parezca evidente, pero la limpieza de tu vajilla y de tus empaques es muy importante en la fotografía de alimentos. Cualquier ligera mancha o ingrediente extraviado puede desviar el foco principal de la imagen. Por eso algunos de los más famosos fotógrafos de alimentos usan pinzas cuando manipulan y colocan alimentos en un lugar.

Prepara tu comida para las fotos

Es crucial preparar el platillo antes de tomar tus fotos. Puede que te estés preguntando si no es más importante presentar tu comida de manera realista, pero te recomendamos que organices todos los ingredientes con algo de armonía. 

Un estudio de la Universidad de Monclair en los EEUU mostró que los participantes le daban puntuaciones más altas a los platillos con mejor presentación, pero no le daban una mejora marca por sus estética, si no también por su sabor. Es por esto que una parte muy importante de la educación de cualquier chef es aprender a presentar los platillos poniéndole atención al aspecto visual.

La presentación es aún más importante a la hora de sacarles fotos a tus platillos. Con nada más que una imagen, el estilo con el que se presenta el platillo le ayudará a tus clientes a entender mejor el sabor de tu comida.

Añade un poco de aceite o agua

Aunque uses solo ingredientes frescos, un pequeño truco que puedes usar para darle aún más carácter a las fotos de tus platillos. Al añadir un poco de agua tus frutas y verduras o un poco de aceite a tus carnes y pescados, podrás comunicar de manera aún más efectiva la frescura y calidad de tus ingredientes.


Incorpora técnicas fotográficas

Algunos de los principios más básicos de fotografía también te ayudarán a tomar mejores fotografías de tus platillos. La profundidad de campo y la regla de los tercios son dos técnicas fáciles de aprender que te ayudarán de manera considerable a mejorar la calidad de tus fotos.

  • La regla de los tercios se refiere a la idea de que los objetos que aparecen en la foto atraen más atención si no están situados en el centro de la imagen, si no en uno de los “tercios” de la foto. Esta regla funciona muy bien para la fotografía culinaria si tienes más de un platillo en tu imagen.

Es una regla muy fácil de usar, e incluso puedes aplicar esta regla cuando estés retocando tus fotos. Simplemente debes dividir la imagen en 9 partes, y situar tus platillos en una de las “intersecciones” entre estas nueve partes. 

  • La profundidad de campo se refiere a la zona de la foto que se puede percibir con nitidez. Al reducir la profundidad de campo, podemos atraer de manera más efectiva la atención de nuestros clientes a los platillos que les estamos mostrando. 

Pon tu comida en primer plano y reduce la nitidez del resto de la foto, y cautivarás aún más a tus clientes con tus excelentes fotografías. 

Usa luz natural y evita usar flash

La mayoría de los restaurantes tienen ventanas. La mayoría de las ventanas tienen una abundancia de luz natural. La luz natural es uno de los recursos más buscados por un fotógrafo, especialmente cuando se trata de fotografía de alimentos.

A menudo, todo lo que se necesita es una sola fuente de luz. La luz que viene de atrás o de los lados suele crear la mejor iluminación de los alimentos al mitigar las sombras y resaltar la textura de los ingredientes.

Además te recomendamos que nunca uses el flash. Las fotos de alimentos con flash crean reflejos y resplandores fuertes, así como contrastes muy marcados: tu comida tendrá un aspecto artificial y poco apetitoso.

Retoca tus fotos

Ya sea con Photoshop, con cualquier herramienta de edición gratuita, o incluso con tu mismo smartphone, con una herramienta de edición de imágenes le podrás los toques finales a las fotos de tu comida. Los principios más básicos que debes tratar son:

  1. Corregir el balance de blancos: El balance de blancos se refiere al tinte de las partes blancas de tu fotografía. El ajuste del balance de blancos puede ayudar a que una imagen se vea más "cálida" o "fría" dependiendo de cómo la ajustes.

Cuando se toman fotografías de alimentos, el uso de un blanco más cálido hará que la comida parezca más apetitosa que la luz fría.

  1. Ajustar el brillo y contraste: El contraste es la separación entre las áreas más oscuras y las más claras de su fotografía. Añadiendo un mayor contraste entre las partes claras y las oscuras de la imagen le dará más detalles a tu imagen.

  1. Ajusta la saturación: Otra estrategia para editar las fotos de tus platillos es un ligero aumento de la saturación de tus fotografías. La saturación se refiere a la intensidad de los colores en tu fotografía.

Cuando se trata de fotografía de comida, los colores más saturados y cálidos tienden a ser más apetitosos. Piensa en el color intenso de una la carne de ternera o en una mandarina. Añadir un poco de saturación en una fotografía de alimentos es una gran manera de resaltar los colores de tu fotografía y hacer que la imagen parezca más apetitosa.


Publica tus fotos en tus redes sociales

Con la popularidad de las fotos de comida en las redes sociales, tienes una oportunidad perfecta para promocionar tus platillos. A todo el mundo le encanta poder salivar un poco mirando fotos de comida en Instagram y Facebook, y así te podrás dar a conocer entre otros dueños de restaurantes y atraer aún más clientes.

Una herramienta que te ayudará muchísimo en este respecto son los hashtags. Así, cualquier usuario de Instagram que esté interesado en buscar un tipo de comida en específico, podrá encontrar tu página sin problemas. Te recomendamos que le eches un vistazo a la guía de hashtags de Abasto para más información. 

Con esta información podrás empezar a preparar todas las nuevas fotografías de tus platillos, ¡y dentro de poco verás como empiezas a captar la atención de nuevos clientes!


Samuel Nóvoa
Especialista en Marketing de Contenidos para Poster, centrado en crear contenido relevante para el sector gastrónomico, ayudando a negocios de toda escala a mejorar sus estrategias de fidelización y a desarrollar su imagen de marca.

Lea también

Cómo elegir un buen nombre para tu restaurante

10 Enero 2020 Lectura de 5 minutos

Vive el Día de los Muertos en tu cafetería o restaurante

4 Octubre 2019 Lectura de 5 minutos

Prepara tu restaurante para la Navidad

5 Diciembre 2019 Lectura de 4 minutos

Aprovecha la Semana Santa en tu negocio

3 Marzo 2020 Lectura de 6 minutos

Prueba Poster gratis

Únete a 50 000 negocios que ya probaron Poster, crea tu cuenta ahora mismo. Los primeros 15 días son gratis.

Iniciar sesión en Poster

¿Olvidó su subdominio en Poster?