Ejemplos de organigramas para tu restaurante

Ejemplos de organigramas para tu restaurante

Para que tu negocio de comida tenga un funcionamiento exitoso, debes definir desde un inicio su estructura organizacional, es decir, fijar los puestos de los integrantes de tu equipo, así como sus respectivas funciones. La mejor manera de hacerlo es crear un organigrama para tu restaurante.

Dicho esquema es una forma sencilla de mostrar a tu personal quién es responsable de qué área o de qué funciones dentro de tu negocio. Y es que una buena organización es clave para que las operaciones diarias se lleven a cabo sin contratiempos y, por ende, para que tu establecimiento reporte beneficios.

Por qué debes tener un organigrama

El organigrama de un restaurante no solo ayuda a que los empleados conozcan su posición dentro de tu empresa, sino también mejora la comunicación entre los diferentes puestos. Justamente, algunos de los problemas de comunicación más frecuentes surgen porque el personal no sabe a quién rendirle cuentas o a quién dirigirse cuando hay un inconveniente.

La estructura organizacional de tu restaurante debe basarse tanto en su tamaño como en el número de empleados que vas a contratar. Ten en cuenta que, en los establecimientos pequeños, cada integrante suele tener más de un rol y realizar actividades adicionales a las señaladas.

Además de ayudar a tener una gestión eficiente, los organigramas de trabajo están diseñados para implementar un sistema de responsabilidad, así como para supervisar las tareas de cada empleado.

Ejemplos de organigramas para un restaurante

Para armar el esquema organizacional de tu negocio, debes contemplar a cada uno de los integrantes de tu equipo, incluyendo a los propietarios. Asimismo, en un apartado, puedes especificar las actividades principales de cada puesto para que no haya confusiones y sí una mejor comunicación para que la operación de tu restaurante sea eficiente.

Organigrama de un restaurante pequeño

                          

Los restaurantes pequeños, por lo general, no tienen muchas áreas, debido a la limitación de capital y a su reducido número de personal. Por este motivo, y en muchos casos, tú como propietario vas a tener que desempeñar el rol de gerente y dirigir a todos los integrantes del equipo, desde el o los cocineros hasta quien se encarga de lavar los platos.

Otros empleados, como los meseros, además de servir los alimentos, van a tener que hacerse cargo de recoger los platos y limpiar las mesas cuando los clientes se retiran. En muchos casos, también llevan la cuenta y reciben el pago de los alimentos.

Esquema de un negocio pequeño

                           

Aun tratándose de un establecimiento pequeño, muchas veces es imposible poder hacerte cargo de tu propio negocio. Por esta razón, debes contratar a un gerente general que se haga cargo de la administración y te reporte directamente la operación del local, así como cualquier circunstancia que surja.

El tamaño de tu restaurante y la cantidad de clientes que recibas a diario son factores que debes considerar para ver si necesitas contratar a más de un cocinero (o alguien que lo asista en labores de menor importancia), además para calcular el número de meseros.

Organigrama de un restaurante mediano

            

Como ya lo mencionamos, el organigrama ideal para tu restaurante debe basarse en su tamaño y en el presupuesto con que cuentas. Entre más personas integren tu equipo, vas a necesitar más cabezas para supervisar que todo funcione sin contratiempos, así como para que la solución de problemas sea más rápida y no afecte otros niveles.

Entre más grande o mayor crecimiento alcance tu negocio, debes hacer cambios en tu estructura organizacional; por ejemplo, contar con alguien que sea responsable de las operaciones de piso y alguien más que dirija las tareas de la cocina.

Asimismo, quizá te veas en la necesidad de contratar personal que realice funciones muy específicas, como un cajero, un hostess, un barman, un segundo chef o un asistente de cocinero. Asegúrate de especificar bien las funciones de cada puesto para que el ritmo de trabajo no se vea afectado.

Descripción de puestos de un organigrama

Al armar un esquema de trabajo, es fundamental que conozcas los diferentes cargos que hay en un restaurante y sus respectivas tareas. Aquí te explicamos cuáles son las funciones de los principales puestos dentro de un negocio de comida.

  • Propietario

Los dueños siempre deben ocupar el primer puesto del organigrama. Más que superioridad, esta posición implica mayor responsabilidad, ya que cada logro o error que se presente dependerá de las decisiones que tomes, desde contratar a un mal gerente hasta saturar a tus empleados de obligaciones.

Si eres propietario único, entre tus funciones están obtener licencias y permisos de operación, supervisar la ejecución del trabajo, contratar y despedir empleados, dictar las reglas del establecimiento, encargarte de las finanzas, entre otras tareas.

Por lo general, cuando los negocios de comida son pequeños, los dueños suelen tener un rol activo en las operaciones diarias y, en muchas ocasiones, asumen también el puesto de gerentes, por eso debes tener conocimiento de las diferentes áreas para llevar tu restaurante por una buena dirección en caso de desempeñar este puesto.

  • Gerente general

Esta posición implica un gran número de labores, habilidades y responsabilidades. El gerente general suele ser la cara de un restaurante, tanto para los clientes como para los proveedores, de ahí que elegirlo sea una de tus decisiones más importantes.

Por su grado de responsabilidad, el gerente debe ser competente en todas las áreas no solo para indicar la forma correcta de hacer las cosas, sino también para asumir un puesto en caso de que algún empleado se ausente. Por eso, muchas veces, este cargo es ocupado por empleados ascendidos, quienes conocen con precisión la operación de un negocio y sus respectivas tareas.

Entre sus funciones están, por lo general, el servicio al cliente, la gestión de operaciones, la administración financiera, el trato con proveedores, la realización de inventarios y el entrenamiento y supervisión del personal. En muchas ocasiones, también se encargan de contratar a otros empleados.

Ten en cuenta que las labores de un gerente dependen del tamaño de tu restaurante. En locales pequeños, suelen controlar a todo el personal, incluso a quienes están en la cocina. En establecimientos de medianos a grandes, pueden tener a un subgerente o ayudante para aligerar su carga de trabajo.

  • Chef ejecutivo

Es responsable de aprobar todos los platos que salgan de tu cocina y de que estos se sirvan a tiempo. En caso de trabajar con más chefs, se encarga de asignar las tareas a cada uno. En general, el chef ejecutivo está al frente de la operación de la cocina, por eso muchas veces se le considera el jefe de la misma.

Sugerir la creación de nuevos platos para el menú también suele ser otra de sus tareas, así como ordenar y calcular los suministros dentro de la cocina. El chef ejecutivo le reporta directamente al gerente general.

  • Meseros

Los meseros son los responsables de preparar las mesas y los utensilios para los clientes, así como de tomar las órdenes y servir los alimentos. Es importante que tus meseros conozcan bien el menú, para hacer sugerencias a los comensales y aclarar las dudas que estos tengan en cuanto a los platillos.

En los restaurantes pequeños, los meseros suelen encargarse también de la limpieza de las mesas y de revisar que todo esté en orden con la mantelería, los cubiertos y los condimentos, por ejemplo.

  • Hostess

Si bien este puesto suele ser ocupado por mujeres, esto no significa que no puedas contratar a un hombre. Dado que su principal función es la de recibir a los clientes y acompañarlos a su mesa, debes elegir a una persona de trato amable.

En algunos restaurantes, las y los hostess también entregan el menú a los comensales y les proporcionan los cubiertos. Otra de sus tareas es monitorear la rotación de mesas para distribuir de manera equitativa el número de clientes entre los meseros. 

  • Ayudante general

Como su nombre lo indica, esta persona debe auxiliar en diferentes tareas, desde al gerente hasta a quienes se encuentran en la cocina. En restaurantes pequeños, la persona encargada de limpieza también suele realizar la tarea de ayudante general. Si tienes poco personal, este puesto va a ser de mucha ayuda para tu negocio.

Claves para una buena gestión

La organización de un local de comida no solo es esencial para una operación exitosa todos los días, sino también para alcanzar los objetivos de venta y conseguir un crecimiento a futuro. Por ello, el organigrama de un restaurante ayuda a que todo marche en orden y a que cada miembro del staff conozca su función dentro de tu negocio.

Para tener un funcionamiento eficiente de tu establecimiento de comida, también es indispensable contar con un software punto de venta que te ayude a simplificar todas las tareas. Poster es el sistema más confiable para llevar a cabo el manejo de las finanzas, el control de ventas, la toma de pedidos, la realización de inventarios, entre otros aspectos clave para una buena administración.

Esperamos que estos modelos te guíen para crear tu propio esquema de trabajo y organizar de manera exitosa a todo tu equipo de colaboradores.


Cristian Arciniega
Content creator para Poster. Comprometido con dar a conocer las nuevas tendencias en el ramo gastronómico y compartir contenido de valor para el sector restaurantero.

Prueba Poster gratis

Únete a 50 000 negocios que ya probaron Poster, crea tu cuenta ahora mismo. Los primeros 15 días son gratis.

Iniciar sesión en Poster

¿Olvidó su subdominio en Poster?