¿Qué debo de incluir en el menú para niños de mi restaurante?

Incluir a los niños en la planeación de los restaurantes no solamente es una tendencia en la industria gastronómica, sino también una exigencia de los clientes. Muchos de ellos no quieren que les ofrezcas a los niños los típicos nuggets de pollo con papas fritas (incluyendo un par de crayones de cortesía). El menú infantil parece como el callejón al final de tu carta en la que se ponen un par de opciones, siempre fritas y azucaradas, para tener a los niños entretenidos mientras los adultos comen. 

¿Por qué no dar a los niños el lugar que merecen, no solo como consumidores en los restaurantes, sino también como comensales que pueden apreciar la presentación de un plato, así como su sabor?

A raíz de los movimientos de comida saludable, los padres de hoy en día se preocupan mucho más por darles a sus hijos opciones saludables para cualquier comida del día. Si bien las comidas chatarra (llenas de grasas saturadas, fritas o con grandes cantidades de azúcar) son admisibles en ciertas ocasiones, lo mejor es considerar que los comensales infantiles son tan importantes y exigentes como tus clientes adultos.

1. Aplica los mismos principios de creación de menú

Crear un menú para tu restaurante debe tener en cuenta una adecuada planeación económica y gastronómica. Hay que considerar las tendencias del momento, pero también tu capacidad de producción, tus inventarios, tu margen de ganancia, la presentación en plato y los excedentes. Puedes seguir esta guía para crear un menú delicioso con márgenes de ganancia adecuados.

Si tu menú infantil es una adaptación del menú adulto, puedes incluirlo en la planeación principal; si te representa una planeación distinta, cuida que nunca te quedes sin inventario con un software para restaurante para nunca ofrecer un platillo agotado. 

 

2. Incluye frutas y verduras como ingrediente principal

Los platos de frutas y verduras con muchos colores pueden tener mejor éxito con los pequeños comensales si el servicio es creativo o incluye formas divertidas. Juega con los colores, los ingredientes e inventa un nombre atractivo para el plato. En el caso de las verduras, prueba con zanahoria, chícharos, yuca, calabaza, papa, camote y maíz. Puedes hacer brochetas (crudas o al carbón) con distintos tipos de verduras y ofrecerlas en presentaciones atractivas e interactivas; un ejemplo de esto son los dips de hummus, salsas tipo ketchup con menos calorías o incluso yogur natural, lo que añade una capa de juego al acto de comer.

3. No ofrezcas refrescos ni bebidas carbonatadas para niños

Una o dos opciones de agua de frutas naturales son perfectas para ofrecer como parte de tu menú infantil. No te olvides también de incluir leche y batidos de frutas, incluyendo smoothies; si los preparas fríos con una presentación atractiva, pueden ser un éxito más saludable que las malteadas. La leche con chocolate también es un clásico que puedes ofrecer en versiones sin grasa animal utilizando leche de soya, almendra o arroz.

4. Utiliza las estaciones o fiestas a tu favor

Con la cercanía de las Navidades, la decoración de los lugares cambia y muchas veces el menú puede adaptarse para ofrecer las delicias de cada temporada. Esto no quiere decir que debas cambiar tu carta y tu decoración por completo de acuerdo al calendario; simplemente es una opción para adaptar el look and feel de tu lugar a la época del año. En el caso de la Navidad, esto te permitirá incluir galletas de temporada (libres de gluten es mejor), bebidas temáticas o incluso menús impresos con actividades adecuadas para niños. Aquí te damos algunas opciones para incluir las estaciones en tu restaurante.

5. Ve más allá de la comida congelada

Muchos restaurantes resuelven el menú infantil con comida sacada directamente del área de congelados: hamburguesas, nuggets, papas fritas, pizzas y malteadas. Insistamos en esto una vez más: está bien comer este tipo de alimentos de vez en cuando, pero no puede ser la única opción para los niños. Aunque tu menú incluya este tipo de alimentos, procura que tus inventarios siempre sean frescos; no hay por qué descuidar la calidad de los productos, de la preparación ni del servicio porque se trate de comida infantil. Todo lo contrario.

6. Juega con el tamaño de las porciones y la presentación

Si tu restaurante lo permite, puedes ofrecer un equivalente infantil a las porciones adultas de los platos que ofreces. Por ejemplo, en lugar de una porción completa de pasta a la carbonara, puedes ofrecer una porción infantil del mismo plato; esto no solamente hará sentir a los niños incluidos, sino que te ayudará a desperdiciar menos comida. Muchos restaurantes sirven porciones infantiles igual de abundantes que las de los adultos, sin considerar los requerimientos de nutrición y las porciones adecuadas para los niños. 

7. ¿Qué hacemos con los postres?

Aunque el azúcar y la comida procesada son lo más socorrido a la hora de consentir el paladar de los niños, existen opciones que pueden ser saludables al igual que deliciosas. Por ejemplo, si utilizas chocolate, asegúrate de que se trate de productos de buena calidad, a base de cacao, para extraer todos los beneficios antiinflamatorios y de apoyo al sistema inmune. Los postres tradicionales que incluyen frutas como manzana, durazno, piña, mango o fresas pueden ir muy bien con yogur, o incluso con arroz y tapioca. El tradicional arroz con leche, los flanes y natillas también son opciones más saludables que los pasteles. Si ofreces helado, procura que sea bajo en grasas y hecho con ingredientes naturales. De este modo puedes coronar una deliciosa comida con un postre igualmente rico y saludable.


Lea también

Ejemplos de organigramas para tu restaurante

14 Febrero 2020 Lectura de 6 minutos

Tu guía de capacitación para meseros

25 Septiembre 2019 Lectura de 7 minutos

Cómo hacer el diagrama de flujo de tu restaurante

24 Agosto 2020 Lectura de 2 minutos

Cómo hacer un plan de negocios para tu restaurante

3 Diciembre 2019 Lectura de 6 minutos

Prueba Poster gratis
Únete a 50 000 negocios que ya probaron Poster, crea tu cuenta ahora mismo. Los primeros 15 días son gratis.

Iniciar sesión en Poster

¿Olvidó su subdominio en Poster?