Cómo hacer un plan de negocios para tu restaurante

Para abrir un restaurante necesitas instinto, conocimiento y, sobre todo, una buena planeación. Si bien no existe una fórmula exacta para que tu local prospere, sí hay diversos factores que influyen en su éxito. Uno de ellos es contar con un plan de negocios bien diseñado.

Este es, básicamente, un mapa que te permite establecer metas, detallar una estructura, definir la manera de operar, así como armar un presupuesto. Y es que la buena comida, el trabajo duro y la voluntad de sacar adelante tu local no son suficientes para que este desarrolle su potencial; necesitas definir gastos, procedimientos operativos e, incluso, un plan de marketing.

Hacer un plan de negocios para tu restaurante no es una tarea sencilla, por eso aquí te decimos todos los factores que debes tomar en cuenta al momento de diseñarlo.



Tu proyecto de restaurante desde cero

El primer paso para armar un plan de negocios para tu restaurante es definir su nombre, su concepto y la comida que vas a servir. El nombre de tu local debe ser pegajoso, es decir, que la gente lo recuerde de manera sencilla. Piensa en una palabra o nombre popular entre las personas, que a la vez sea corto y fácil de pronunciar.

Dentro de este perfil de tu negocio, es importante que establezcas con detalle las características de tu local, ya que representan la base para desarrollar tu proyecto. Uno de estos aspectos es el concepto de tu restaurante; por ejemplo, de comida rápida, de categoría media o de lujo. 

Posteriormente, define el tipo de comida que vas a servir: mexicana, italiana, internacional, vegetariana, antojitos, entre otros. Este factor ayuda a determinar otros elementos de tu negocio como el mobiliario y la decoración.

También debes precisar el perfil de tu cliente potencial: mujeres, hombres, jóvenes, ejecutivos, estudiantes, turistas o familias. El siguiente aspecto es analizar la ubicación y características de la zona donde buscas abrir tu restaurante, tales como el nivel adquisitivo del área, si hay afluencia de personas o es un lugar tranquilo, si está cerca de una zona de oficinas o escuelas, o si es un barrio de moda. 


Analiza a profundidad el mercado

La segunda etapa de tu proyecto de restaurante debe consistir en un análisis de mercado. Aquí es importante que estudies el potencial de este, es decir, si la cocina que vas a ofrecer está de moda, si vas a tener comensales variados o regulares, o si tus clientes meta viven o frecuentan la zona donde se va a ubicar tu restaurante.

Asimismo, analiza las limitaciones del mercado, tales como la competencia en el área, si hay restaurantes similares (ya sea en concepto o tipo de comida) o si el nivel adquisitivo de los clientes de la zona no corresponde con los precios que vas a manejar.

En este paso también examina tanto el potencial como las limitaciones de la competencia. Aspectos como precios accesibles, una oferta diversa de platillos o su permanencia en la zona son factores que debes superar dentro del área. Por el contrario, puedes aprovechar fallas como menús poco variados, falta de espacio o mal servicio para llevar clientes a tu local.

El plan de trabajo de un restaurante

Una vez cubiertos los aspectos anteriores, es momento de planificar la operación de tu restaurante. Primero, analiza si el local que elegiste se tiene que remodelar por completo o solo hacerle pequeñas modificaciones. Esto ayuda a estimar, en el siguiente paso de tu plan de negocios, el costo total de la reforma del lugar.

También es esencial que determines la capacidad productiva de tu establecimiento, o sea, cuántos clientes vas a poder atender a la vez y por día (en función del espacio del local y de tu número de empleados). Siempre debes estar preparado para poder sacar adelante un local lleno de clientes.

Posteriormente, diseña un menú de prueba. Tu oferta gastronómica no solo debe ser deliciosa, sino también atractiva; así como ni muy extensa ni austera. Toma en cuenta que el precio de cada platillo se establece con relación al costo de producción, el perfil de tu cliente y la situación del mercado. No olvides que los platillos que ofrezcas deben agradar a tu cliente potencial.

En este paso debes contemplar tu estrategia de marketing, es decir, qué medios vas a utilizar para promocionar tu negocio, tales como redes sociales, mapas, volantes o, incluso, un pizarrón ubicado al exterior en el que escribas el menú o los especiales del día con sus respectivos precios. En redes sociales, resulta conveniente subir fotos de los platillos o de la decoración del lugar antes de su apertura para generar expectación e ir creando una comunidad de clientes.




Diseña un plan financiero a detalle

El último paso del plan de negocios para tu restaurante (y para muchos uno de los más complicados) es el aspecto financiero. Aquí debes anotar todos los gastos que va a generar tu establecimiento, desde los considerados fijos hasta los variables. La renta del local, por ejemplo, es uno de los primeros que debes poner al principio de la lista, así como los servicios que debes cubrir mes a mes (gas, agua, electricidad, entre otros).

Define el número de empleados que vas a necesitar en un inicio para cubrir todos los puestos: meseros, cocineros, asistentes y gerentes. En este apartado debes calcular todos los salarios con base en el mercado y organizar sus turnos para tener una operación eficiente y poder programar sus descansos.

Haz una suma de todo el equipamiento necesario para tu local: máquinas, utensilios, electrodomésticos, uniformes, aparatos tecnológicos, mobiliario, objetos decorativos e insumos requeridos cada semana o al mes. En caso de requerir los servicios de profesionales, como un diseñador o contador, también debes agregarlo a tu plan, así como los gastos de permisos y licencias solicitados para comenzar a operar.

Asimismo, es importante que inviertas en un software punto de venta, ya que ayuda a simplificar la gestión de tu negocio de comida, desde revisar tus ventas y administrar tu inventario, hasta llevar un control de tus finanzas. Un sistema como Poster, además de ser muy fácil de usar, tiene un precio accesible al mes por el cual puedes echar mano de herramientas de marketing, crear reportes y sacar el máximo provecho de tu menú.

Con base en los factores anteriores, puedes determinar cuál es el presupuesto que necesitas para arrancar y cuáles van a ser tus gastos fijos y variables cada mes. Expertos en el sector restaurantero aconsejan contemplar en tu inversión inicial los gastos de los primeros seis meses de operación para que no te coman las cuentas antes de que tu negocio despegue por completo.

Los tres grupos de dinero que debes tener en cuenta dentro de tu presupuesto son:

  1. Uno para gastos que se realizan una sola vez, como equipo de cocina y mobiliario.

  2. Otro para gastos variables, como reparaciones del local o de algún equipo.

  3. Y uno más para cubrir los gastos de tu restaurante durante los primeros seis meses, periodo en el que suele haber más desembolsos que ganancias.

Una vez que definas tu plan financiero, vas a poder decidir si estás en posibilidades de abrir tu restaurante como dueño único o necesitas buscar socios para cubrir la inversión inicial. Considera que todo inversor al que te acerques va a pedirte un plan de negocios para analizar si es viable o no tu proyecto.

Pros y contras de tu plan de negocios

Las estimaciones de tu plan financiero deben ayudarte a determinar cuándo tu negocio empezará a solventar los gastos operaciones por sí mismo y comenzará a arrojar ganancias. Para completar el plan de negocios para tu restaurante, debes poner sobre la mesa las debilidades y fortalezas de tu proyecto. Esto puedes determinarlo con base en una herramienta conocida como análisis FODA:

  • Fortalezas. Puedes destacar por la buena calidad de tus platillos, una excelente calidad en el servicio o un buen ambiente.

  • Oportunidades. Hay muchos clientes potenciales en el área que elegiste para abrir tu restaurante o está en una zona con gran crecimiento.

  • Debilidades. Aquí puedes evidenciar que se trata de un nuevo restaurante o que tu local está dirigido a un segmento muy específico.

  • Amenazas. El crecimiento de la competencia o de negocios similares son un aviso de que debes hallar un factor de diferenciación.

Ten presente que los restaurantes no son negocios rentables de la noche a la mañana. Abrir un local de este tipo puede traerte altos ingresos, pero también te enfrenta a una serie de dificultades, así como a un entorno muy competitivo. 

Antes de montar un restaurante, debes trazar un plan de acción y realizar una investigación profunda del sector, las tendencias, los clientes y el mercado para alcanzar el máximo potencial. Esperamos que estos consejos te sirvan de guía para armar un plan de negocios perfecto para tu restaurante, el cual te permita alcanzar el éxito a corto y mediano plazo.




Cristian Arciniega
Content creator para Poster. Comprometido con dar a conocer las nuevas tendencias en el ramo gastronómico y compartir contenido de valor para el sector restaurantero.

Lea también

Prueba Poster gratis

Únete a 50 000 negocios que ya probaron Poster, crea tu cuenta ahora mismo. Los primeros 15 días son gratis.

Iniciar sesión en Poster

¿Olvidó su subdominio en Poster?