Consejos para que tu restaurante saque adelante la pandemia de coronavirus

Con la pandemia del COVID-19, restaurantes y cafeterías en el mundo entero se enfrentan a un desafío considerable, independientemente del tamaño de sus negocios. Dependiendo del país en el que vivas, puede que te veas obligado a cerrar tu sucursal durante un par de semanas o incluso meses.

Como mínimo, cabe la posibilidad de que tengas que limitarte a la entrega de domicilio, o que te veas obligado a hacer recortes de personal. Tendrás que tomar decisiones rápidas, y a menudo difíciles, pero si navegas esta situación con aplomo y de manera estratégica, te será mucho más fácil superar esta crisis sin que tu negocio sufra demasiado.  

La rápida propagación de este virus significa que la situación está cambiando constantemente. Aunque te mantengas al tanto de las últimas noticias sobre el virus a través de las redes sociales y tus medios de comunicación favoritos, te recomendamos que también le prestes atención a los comunicados que publiquen los organismos gubernamentales de tu país, así como seguir lo que dicen los expertos de la industria gastronómica.

Con los gerentes de tu negocio, debes intentar desarrollar un plan de acción para los siguientes 2, 3, o 6 meses, contemplando cada posible escenario de menor a mayor gravedad, para intentar hacer todo lo posible por mantener tu negocio a flote. Aquí te presentamos un par de consejos para ayudarte a preparar tu negocio.  


Haz todo lo que puedas para retener empleados y para que no se enfermen 

El brote de coronavirus puede poner en riesgo la salud de un gran número de empleados del sector de gastronómico, ya que pasan mucho tiempo expuestos al público. Es por esto que debes darles instrucciones precisas para mantenerse sanos y para que tus clientes se sientan seguros.  

Define un plan de acción, ahora más que nunca tus empleados deben atenerse a los protocolos de sanidad y seguridad, para que sus acciones no perjudiquen a tu clientela, y para que ellos mismos se puedan mantener sanos durante esta crisis.  

Si el gobierno declara cuarentena para guarderías y colegios, puede que algunos miembros de tu equipo se vean obligados a quedarse en casa para cuidar de sus hijos. Si ves que empiezas a recibir menos influjo de clientes, y tus empleados tienen disponibilidad reducida, puede que te interese ajustar tus horas de apertura. 

Evidentemente tus empleados se sentirán preocupados si decides reducir el número de horas que tu restaurante está abierto al público. Deberás buscar soluciones creativas para tranquilizar a tu personal: por ejemplo, algunos de tus meseros podrían trabajar de repartidores.  

Toma medidas para que tus comensales se sientan más seguros

La mayoría de restaurantes y cafeterías son considerados zonas de alto riesgo para el contagio de enfermedades, al igual que los cines, los estadios deportivos, y los colegios. Por lo tanto, deberás demostrar que estás tomando todas las medidas posibles para que tu sucursal no suponga un riesgo de infección para tus clientes. 

La revista QSR ha publicado una encuesta que muestra cómo se sienten los consumidores en los Estados Unidos sobre el COVID-19. Como podrás ver, tus clientes se fijan mucho en la higiene de tu restaurante y las medidas de saneamiento que toman tus empleados.

Si tus clientes ven que tus meseros están limpiando y desinfectando mesas, y que llevan puestos guantes y máscaras, esto les ayudará a sentirse más tranquilos. Pídele por ejemplo a uno de tus meseros que le abra la puerta a tus clientes, y así no tendrá que tocar el pomo de la puerta. 

Lo más importante es que sigas las pautas y directrices que te haya dictado tu gobierno o autoridad local. Por ejemplo, la Secretaría de Turismo de Jalisco ha recomendado que los restaurantes reduzcan su aforo un 25% y que se mantenga distancia entre mesas. Mantente al tanto de las decisiones que toma la Secretaría de Salud para poder planear mejor para el futuro. 

Haz uso de los servicios de reparto a domicilio

Si tu sucursal se encuentra en una zona de alta concentración de población, es probable que la mayoría de los consumidores empiecen a encargar comida a domicilio y a frecuentar cada vez menos los restaurantes y cafetería de su zona. 

Puedes usar servicios como Rappi o UberEats, pero las comisiones que te cobran limitarán tus ganancias si la mayoría de tus ventas son a través de estos servicios. Es posible que estas compañías empiecen a reducir sus comisiones, pero te recomendamos que también consideres si es viable usar tus propios empleados como repartidores. 

A partir del 13 de marzo, la compañía estadounidense GrubHub ha cancelado el el cobro de comisiones a cualquier restaurante que se vea afectado por el coronavirus. 

En cualquier caso, tanto las grandes compañías de reparto a domicilio como los repartidores de pequeños restaurantes están usando cada vez más protocolos anticontagio para evitar la transmisión del virus, por lo que tus clientes esperarán que tú también tomes estas precauciones. 

Minimiza pérdidas si tienes que cerrar tu negocio 

En muchos países la industria gastronómica se enfrenta al peor de los casos, con el cierre completo de restaurantes y cafeterías por un mínimo de dos semanas. Estas circunstancias ponen en riesgo el trabajo de muchísimos empleados en este sector, y debes tomar medidas para reducir su impacto. 

Si ves que tu gobierno empieza a tomar medidas cada vez más drásticas, y te das cuenta de que cabe la posibilidad de que vayan a cerrar todos los restaurantes en tu zona, sugerimos que sigas estos pasos: 

  • Reduce el número de platillos en tu menú, haz uso de las existencias que tengas en tu almacén y no compres productos que caduquen rápido. Crea un menú que se adapte bien al reparto a domicilio.

  • Define planes para empezar a hacer repartos, si aún no usas estos servicios en tu restaurante. Conéctate con alguna plataforma de entregas a domicilio, y averigua si a tus empleados les interesaría trabajar de repartidores. 

  • Crea una página web para tomar pedidos online, e intenta usar las redes sociales para comunicarle a tus clientes que vas a empezar a ofrecer estos servicios.  

  • Congela cualquier producto que no puedas usar en el futuro cercano. 

Garantiza el futuro de tu negocio después de la cuarentena

Muchos gobiernos han decidido ofrecer ayuda a los negocios más afectados por la crisis. Averigua si puedes obtener un préstamo con una tasa de interés baja o si cumples los requisitos para recibir una exención fiscal. Para amortiguar el impacto de los meses que tengas pasar con tu negocio cerrado o realizando solamente entregas, puedes intentar: 

  • Pausar los pagos de tus préstamos con tu banco durante un par de meses.

  • Pedirle permiso al arrendador de tu sucursal para aplazar los pagos del alquiler. Aunque a muchos propietarios no les guste esta idea, se darán cuenta de que si te echan a la calle, no les será posible encontrar nuevos arrendatarios durante la cuarentena. 

  • Pregúntale al proveedor de tu sistema punto de venta si es posible pausar tu suscripción. 

  • Habla con tus proveedores e intenta alcanzar un acuerdo que les favorezca a los dos.

En cualquier caso, es muy probable que veas una reducción en el volumen de ventas. El impacto que el COVID-19 vaya a tener sobre tu negocio dependerá de muchas circunstancias que están fuera de tu control, pero en tu mano está la habilidad de mitigar el impacto de esta crisis, y de asegurarte que tu negocio está en buenas condiciones cuando todo vuelva a la normalidad. No te olvides de que el equipo Poster está contigo, y haremos todo lo posible por apoyarte durante este periodo.


Samuel Nóvoa
Especialista en Marketing de Contenidos para Poster, centrado en crear contenido relevante para el sector gastrónomico, ayudando a negocios de toda escala a mejorar sus estrategias de fidelización y a desarrollar su imagen de marca.

Prueba Poster gratis

Únete a 50 000 negocios que ya probaron Poster, crea tu cuenta ahora mismo. Los primeros 15 días son gratis.

Iniciar sesión en Poster

¿Olvidó su subdominio en Poster?